Casa del pueblo, un lugar para todos

Hace 11 años Zulema empezaba a escribir una historia distinta en el barrio Villa Urquiza, alertada por la cantidad de niños que estaban permanentemente en las calles pasando el tiempo, decidió conseguir un espacio para brindarles apoyo escolar. Esos fueron los comienzos de “Casa del pueblo”, que tiene lugar para todos y brinda alrededor de 10 actividades deportivas y culturales.

La idea surgió de Zulema Quiroga, una mujer que desarrolla su actividad laboral como empleada doméstica, ella es una persona a la que le sobra corazón y menciona que la “Casa del  pueblo” es su cable a tierra. Al principio cuenta que se le ocurrió crear un apoyo escolar, pero no lo hizo sola, otras personas con la misma impronta de ayudar, se fueron sumando al proyecto. Es que las buenas intenciones se contagian,  cuando de espacios comunes se trata que ayudan a la comunidad a ser mejores personas.

Pero fue por más, sus hijos (10 en total) habían comenzado a bailar folclore y pensó que esta sería una buena actividad para que los chicos además de recibir apoyo escolar, pudieran desplegar sus talentos  al compas de nuestras danzas tradicionales. Y así lo hicieron, consiguieron profesor de folclore, pero también de otras disciplinas y fue como tuvieron que ir mudándose a espacios más grandes.

Hace 3 años que llegaron al hermoso salón que se transformó en la “Casa del pueblo”, ubicado en pleno Villa Urquiza es un lugar amplio, iluminado, confortable  y con espacio para todos. “Todo el tiempo estamos armando y desarmando, al ser un salón grande y otro más pequeños tratamos de que todos estén cómodos, además con la cantidad de talleres y actividades que brindamos, andamos de acá para allá”, cuenta Zulema.

Más de 70 niños asisten diariamente a estas actividades.” Pero también hay oportunidades  para las mamis, quienes se lucen en los ritmos latinos y zumba. Los adultos mayores no se quedan afuera porque se integran mediante el taller de pintura en tela y cuadros.

Casa del Pueblo

La oferta no finaliza ahí, en “Casa del pueblo” se encuentra a disposición de los vecinos un equipo de abogados que cobrando una mínima comisión, ayudan a evacuar sus dudas y los asesoran legalmente.  La salud también es significativa para Zulema, así que convocó  a un equipo interdisciplinario integrado por unos  médicos especializados en cardiología y fonoaudiología.

Sin lugar a dudas, la “Casa” es un lugar en donde se respira solidaridad, disfrute y  los deseos de compartir. Un espacio donde se rinde homenaje diariamente al nombre que lo bautiza. La “Casa del pueblo”, es un espacio para todos.