“Cuando las mujeres trans le contamos a nuestra familia, se viene la expulsión del grupo familiar.”

Luego de una difícil experiencia como adolescente transgénero, Celeste Giaccheta es Coordinadora Provincial de ATTA, Asociación de Travestis, Transexuales y Transgéneros de la Argentina, y capacitadora de personas trans en busca de empleo formal.

Celeste GiacchetaEl gran avance legislativo que atravesó nuestro país en los últimos años, otorgando derechos históricamente negados  a miembros de la comunidad LGBTI, lesbianas, gays bisexuales, transgénero e intergénero, nos ubicó dentro de un reducido  grupo de países. Pero al mismo tiempo, puso al descubierto la falta de entendimiento que la mayoría de nosotros tiene respecto de la realidad de nuestros vecinos  transgénero.

“Mi historia probablemente sea muy similar a la de las chicas trans que superamos los 30 años de edad. En realidad es una historia de supervivencia, de pelea contra una sociedad que no sabía que te pasaba, con una familia que no sabía que pasaba, con un sistema educativo que no sabía como actuar, y ante ese “no saber”, recurrían al silencio o la exclusión,” explica Celeste. Sentada plácidamente en el Centro Miguel Ángel Mozé, en Bº San Martín (Brandsen 441), Celeste espera el arribo de los asistentes al taller de capacitación laboral. “Lo que sucede con las mujeres trans es que cuando le contamos a nuestra familia, generalmente  se viene la expulsión del grupo familiar. Si bien lo mío no fue tajante, me tuve que ir para poder ser feliz y estar bien sin sentir que le destruía la vida a alguien.” La situación descripta por Celeste  se agrava cuando se piensa que, de la mano de la expulsión del hogar, viene la deserción escolar.

Celeste GiacchetaPosteriormente, Celeste Giaccheta se radicó en Bs. As. y se recibió de psicóloga en la UBA, hoy vive en su Córdoba natal, es estudiante en la Facultad de Derecho de la UNC y hace algunos años que convive con su pareja. “La sociedad avanzó mucho en muy poco tiempo, yo diría en los últimos cuatro, que es desde que está la ley. Pero todavía hay mucho por crecer y ahí está la parte que una milita, la de explicarle al otro que sos una persona.”

Actualmente, a partir de  un emprendimiento del Gobierno Nacional, se encuentra a cargo del Taller de Capacitación Laboral orientado a adultos trans que sufrieron expulsión temprana del núcleo familiar, y consiguientemente, expulsión temprana del sistema educativo. “Se prepara a las personas para buscar empleo, brindando herramientas, enseñándoles sus derechos y reforzando la idea de que existe un mercado laborar al cual acudir,” concluye.

“Creo que los vecinos de Córdoba tenemos que aprender a convivir con la diversidad y aceptar a las personas como son. Dejar de pensar en términos de: es hombre o mujer y empezar a hablar de personas, porque en definitiva, es lo único que somos.”