Cuando soñar es educar y enseñar es aprender

Corría el año 2008, cuando en el corazón del barrio General Urquiza se constituye A.C.E.P.A.R. – Asociación Civil Educación para Aprendizajes Recreativos, cuya función se concreta como centro de capacitación para docentes, con el objetivo primordial de elevar el nivel y la calidad educativa de los distintos establecimientos del barrio y zona aledaña, tanto públicos como privados.

La mencionada organización se inicia a partir de una donación edilicia vinculada a los lazos familiares de Leonor Gómez, por aquel entonces directora de la escuela “Monseñor Miguel de Andrea”. El regalo llegaba con el propósito que ese lugar se  destinara para actividades educativas exclusivas en beneficio de los vecinos del barrio. Leonor junto a un grupo de docentes, algunas jubiladas y otras en actividad aún, se iba anidando un sueño: Tener un centro de capacitación en el barrio que las vio crecer.

Hoy la entidad está conformada por la presidente, Analía del Carmen Álvarez, la tesorera Marta Susana Funes, secretaria Leonor Gómez, 6 vocales titulares , mas 6 suplentes y son dos los docentes revisadores de cuenta. Leonor señala: “Buscamos que los docentes se sientan contenidos, que sientan que respondemos a las dificultades que ellos encuentran en sus aulas, por eso buscamos profesionales de nivel, para que a través de los cursos o talleres vengan a sacar sus dudas, a formarlos… entonces ellos comprenden que entendemos sus dificultades y los ayudamos, que es uno de nuestros objetivos“

Cabe destacar, que por cada enseñanza impartida, se otorgó puntaje docente, realzando el valor de lo realizado. Otro dato, no menor, es que los once miembros de la asociación no perciben ningún salario, por ello el sostenimiento económico, se realiza a través de eventos particulares, como venta de empanadas, bingos, rifas y el aporte de una cuota mensual de 50 pesos por parte de los miembros asociados.

En este mismo espacio cultural funcionan talleres de Folklore, Teatro, y además posee una Sala de Computación, ya que recibieron computadoras recicladas y donadas por la Universidad Nacional de Córdoba.

Durante el transcurso del relato por momentos Leonor se quiebra en lágrimas recordando a su hermano Asencio Rosa Gómez quien donó el edificio, por instantes risas cuando recuerdan las cantidad de anécdotas y horas invertidas en el trabajo… Entonces las emociones hacen que alma se flexibilice hasta preguntarles porque no disfrutar descansando con la jubilación.

“Esto es un sueño se apresura contestar Leonor – haber llegado hasta aquí, movilizar todo esto que lo pensamos tanto y verlo realizado nos vuelve a potenciar, yo creo que me da fe en todas las personas que nos reunimos, tenemos en común una especie de locura buena, que nos apasiona y creemos que es posible seguir apostado a elevar la calidad educativa”.

A.C.E.P.A.R  se encuentra en: Obispo Castellanos nº 2530, barrio General Urquiza.
Tel. 0351 – 4563780