“Entrenando con lobos”, la obra que viajó de Córdoba a Japón

17.878,87 kilómetros separan a nuestra ciudad del país asiático, distancia que recorrió el dibujo de Benjamín Ossan, un niño cordobés que recibió una distinción muy especial gracias a su obra de arte titulada “Entrenando lobos”.

“Si tenés entre 6 y 12 años, podes presentar tu dibujo hasta el 30 de junio de 2016”, decía la invitación del Museo de Bellas Artes MOA – ATAMI en su encuentro de dibujo y pintura infantil. La temática, que va cambiando año tras año era dibujar por la paz, unidos por el arte.

Benjamín OssanLa maestra de plástica Andrea Carranza fue la encargada de extender esta invitación a los chicos de segundo a sexto grado. Andrea dice que el interés por participar en este concurso fue instantáneo y tuvo gran adhesión de todo el colegio “Dr. Luis Augusto Caeiro”.

“Apenas nos inscribimos, empezamos a trabajar en el proyecto, mi idea era que lo realizaran como si fuese una clase más, primero dibujaron en hoja A4 y luego en una hoja grande. Para todos, este cambio resultó un desafío porque tenían que adaptar sus dibujos”, comenta la seño. En total fueron cuatro las clases dedicadas y utilizaron la técnica de temperas.

Uno de los cursos, donde la propuesta fue aceptada con gran entusiasmo fue tercer grado, quienes según la señorita Andrea conforman un grupo en el cual todos tienen amor por el arte, y expresan en sus dibujos cuestiones muy profundas que tienen relación con su familia, amigos y contexto social. Entre todos estos los alumnos, se encuentra Benjamín Ossan. Su dibujo resultó distinguido con una mención especial por las autoridades de MOA Internacional y gracias a esto pudo viajar al Senado de la Nación en Buenos Aires, lugar donde se expusieron los dibujos seleccionados con participación de niños de todo el país. Esta fue una oportunidad única ya que Benjamín viajó con su madre Vanesa y la seño Andrea.

"Entrenando con Lobos", Benjamín OssanLa obra de arte de Benjamín se llama “Entrenando lobos” y en el mismo se pueden ver dos lobos y un hombre. Comenta Graciela Canova, representante de MOA Internacional, que este dibujo fue elegido porque era una obra muy noble y genuina, ya que resaltaba el hecho de que Benjamín no había sido condicionado por ningún factor, sino que se expresó de manera natural. En este encuentro cada niño realiza su diseño de manera libre, es decir que se expone la temática y cada uno lo interpreta individualmente. Benjamín dice que se inspiró en una película, y fue así como el dibujo vio la luz en su escuela.

Así fue como esta gran obra viajó en manos del pequeño a uno de los territorios más imponentes del planeta. Quizás este dibujo a Benjamín le abra muchas puertas y sea el inicio de su vida como artista.