Evaluados: la plataforma que revoluciona las aulas

Lo que comenzó como una idea, finalizó en una realidad. Evaluados es la exitosa herramienta que mejoró el “ida y vuelta” entre docentes y estudiantes.

Más de 230 docentes de toda América Latina y 2300 alumnos, ya utilizan la aplicación “Evaluados”, creada por Alejandro Parise, María Agustina Ibáñez y Carlos Scarcella la plataforma ofrece interesantes beneficios.

La idea empezó a gestarse en el año 2015, en un evento de emprendedores. Allí presentaron el proyecto junto con 120 personas y sólo 10 fueron seleccionados, entre ellos Evaluados logró la aprobación del jurado. Los integrantes de este emprendimiento habían encontrado una solución a un problema muy común en las universidades de Argentina: el poco feedback entre docentes y estudiantes, ya que cuando un docente dicta un tema probablemente desconozca realmente si los alumnos entendieron o no lo expuesto. Evaluados, vino a cambiar esa realidad  a mejorar esa situación.

Mediante esta plataforma, el docente una vez finalizada la clase, indica a los alumnos que descarguen la aplicación en sus teléfonos, allí el estudiante completa un cuestionario múltiple opción sobre el tema dictado, y se hace un mapeo general sobre los conceptos que fueron entendidos y cuáles no. Esto le permite al docente aclarar dudas mediante el debate colaborativo con los estudiantes, y ayuda al alumnado en el proceso de asimilación de conocimientos.

El proyecto fue pensado en un primer momento para universidades, sin embargo actualmente se está utilizando en facultades y colegios de la ciudad de Córdoba, como así también en algunas provincias de Argentina. En Bolivia, Chile, México y Puerto Rico se está usando.

Un gesto no menor es que las instituciones públicas pueden hacer uso de la plataforma de forma gratuita, esto según los creadores es para devolver de cierta manera todo lo que la Universidad de nuestra ciudad les otorgó en sus años de estudio.

A todo o nada

Para Alejandro, quien trabajaba en relación de dependencia, la decisión de optar por su emprendimiento no fue tarea fácil, sin embargo decidió dar el gran salto. Ese que todos los emprendedores se ven obligados a dar, en el momento donde se apuesta a todo.

Según su experiencia, han pasado por algunas crisis, han cometido errores, pero el trabajo es sumamente placentero y eso los impulsa a continuar desarrollando. “Tuvimos crisis en cuanto al producto, por ejemplo en una etapa del proceso, no medíamos si la gente utilizaba la plataforma. Después agregamos esa posibilidad y tuvimos buenos resultados. Por otro lado, el financiamiento también fue una preocupación, porque apostamos al 100% y es clave poder administrarnos bien para que funcione. Sin embargo, el trabajo es satisfactorio, trabajar de lo que te gusta es algo que no tiene precio. Además la posibilidad de aportar herramientas a la educación, para nosotros es muy reconfortante, no es casual que elijamos esta rama, hay algo emocional también que nos hace involucrar en esta área”, cuenta Alejandro.

Con la mira en el futuro

Si bien “Evaluados” está funcionando muy bien, el equipo continúa innovando. “Estamos comenzando a trabajar en realidad virtual, la idea es complementar los contenidos que los docentes generan, entonces mediante el uso de ‘cardboard’, que son lentes hechos de cartón que reflejan una realidad virtual, los chicos con sus teléfonos puedan observar ese contenido en un video de 360º. Dentro de esa imagen, aparecen datos, estadísticas, notas digitalizadas que ayudarán a los estudiantes a fijar conocimientos”, cuenta Alejandro. Una manera muy dinámica e innovadora de aprender.