La voz que siempre se “animó” a más

Gabriela Tessio vivió en la destacada localidad de Alta Gracia hasta su juventud. Esa época forjó una personalidad libre, rebosante de sueños en la calma que ofrecen las pequeñas ciudades. Llegó a Córdoba con el objetivo de dar un salto a la independencia y emprender su tenaz recorrido universitario, mientras daba sus primeros pasos en la profesión.

Se crió en una sólida y alegre familia, compartiendo grandes momentos con sus amigas de la vida que conserva hasta la actualidad. Patinar en el parque, andar en bicicleta y disfrutar la reserva El Tajamar, son algunos de los recuerdos de esta profesional que llegaría a nuestra ciudad para marcar una impronta en la radiofonía cordobesa.

Aquella joven proactiva, auténtica y con un instinto de superación envidiable, echaba de menos a sus afectos en su nueva vida independiente.

“La etapa de vivir sola fue complicada, extrañaba constantemente a mis padres, mi casa, mis amigas. Toda mi vida había quedado allá”.

En su segundo año, cursando las carreras de periodismo y locución, comenzó a dar sus primeros pasos en el dial como informativista de Radio Nacional. “Terminaba con la facultad y me iba al trabajo, salía a las 10 de la noche y llegaba a las 12 a casa. Al otro día me levantaba a las 6 de la mañana para volver a empezar, fue un año complicado”.

Actualmente disfruta felizmente sus días en barrio Jardín, con la compañía de Joaquín, su hijo de 5 años, al que define como su mayor tesoro. “Trato de dividir mis tiempos porque me encanta ser una madre presente, jugar con él, llevarlo a los cumpleaños, que vengan sus amigos a casa. Compartir con las mamás de sus compañeritos es algo que me saca de la estructura, del rol de periodista y locutora”.

La conductora del reconocido programa “Anímate” de FM Córdoba se enorgullece de haber crecido junto a su audiencia y agradece el cariño que le transmiten a diario los cordobeses.

“Yo tenía 22 años cuando entré a la radio, con ellos estudié, me recibí, me casé, me separé y tuve un hijo. Que me sigan eligiendo después de 20 años es algo muy lindo, toda una generación que se formó conmigo”.

Su voz inconfundible es una marca registrada de la radiofonía cordobesa. Ella cambió la forma de hacer radio e hizo parte de sus programas a miles de cordobeses que llegaron a la frecuencia modulada en busca de compañía.