Con la fuerza para sobreponerse al mayor dolor humano

Marcela Alfaro sufrió la pérdida de su hijo producto de un accidente de tránsito. Su instinto de madre luchadora la llevó a capacitarse y descubrir su resiliencia en una gran familia que la ayudó a superar las adversidades, y a continuar luchando por las demás victimas de siniestros viales.

Los inicios se remontan a 2010, cuando a sus 44 años, la vida la sorprendería con el dolor más fuerte que una madre puede sentir. “Me partió en dos, es como si una pieza de dominó de una familia la extraen. Tenía que seguir siendo el pilar y cuidar de mis otros hijos fingiendo que todo estaba bien”, recuerda Marcela.

Por esta causa, se vio obligada a buscar explicaciones por una necesidad mínima de llenar ese vacío. En ese camino se encontró con diversas personas que transitaban por la misma situación. “Juntos hemos podido soportar el dolor, hacerlo llevadero y lograr sobrepasar los momentos difíciles. Esta creación nos ayuda a encontrarle un sentido a la vida”, comenta.

A través del Foro de Victimas de Siniestros Viales, se comenzaron a tratar diversas causas haciendo hincapié en la no utilización de la palabra accidente, debido a que en su mayoría se considera que son casos que podrían haberse evitado.

Marcela AlfaroActualmente la Asociación Civil cuenta con 60 familias que trabajan principalmente en la prevención, educación y asistencia psicosocial y judicial. Se encargan de crear, de acompañarse, de extender lazos, de encontrar un cobijo cuando los caminos parecían estar cerrados.

“Hacemos reuniones una vez por mes para avanzar en las causas. Pero también nos juntamos para distraernos, hacer choripaneadas, asados o diferentes juntadas. Se ha formado un grupo humano tan fuerte que parecemos una familia”, expresa Marcela.

Hay dolores en esta vida que se vuelven indescriptibles. Las reacciones son tan infinitas como individuales, pero el acompañamiento de los pares y el espacio necesario para poder expresarse, le otorgó a esta madre la fuerza suficiente para sobrellevar el dolor y querer cambiar una realidad que depende de todos: Hacer valer nuestras vidas.

 

FB: Foro de Víctimas de Siniestros Viales – Córdoba